Adelántate a la progresión

Es importante detectar cuanto antes los cambios de la EM

Identificar cuándo la Esclerosis Múltiple (EM) ha cambiado de EM Remitente Recurrente (EMRR) a EM Secundaria Progresiva (EMSP) no es inmediato. Ten en cuenta que el cambio es gradual y que ambas formas se pueden solapar durante un tiempo.

Durante este tiempo, la intensidad y frecuencia de los brotes disminuye o desaparece, mientras que el nivel de discapacidad aumenta con el tiempo. Es importante que observes con calma la evolu­ción de tu enfermedad y hagas un seguimiento de tus síntomas y la forma en que cambian o evolucionan. También es clave que mantengas una estrecha relación con un especialista de referencia a quien consultar cualquier duda y/o cambio en tus síntomas.

Icono libro

Cambiemos nuestra forma de hablar sobre la progresión de la EM

¿Cómo puedes saber si tu EM está progresando?

No hay un test específico para diagnosticar que la EM ha evolucionado a EMSP. El diagnóstico se establece teniendo en cuenta diversos factores:

01

Desde hace cuánto tiempotienes EM.

Icono reloj de arena
02

La cantidad de brotes en un tiempo determinado (generalmente 1 o 2 años y mínimo 6 meses), así como su evolución.

Icono reloj de arena
03

Empeoramiento de los síntomas de forma gradual sin recaídas,o síntomas nuevos.

Icono reloj de arena
04

El grado de discapacidad (pérdida de capacidades personales). Por ejemplo, que te cueste más realizar tareas cotidianas como concentrarte en el trabajo o pasear al perro.

Icono reloj de arena

¿En qué te tienes que fijar?

Es importante que observes con calma la evolución y hagas un seguimiento de tus síntomas y la forma en que cambian o evolucionan. Identifica aquellos cambios que no hayan mejora­do en un intervalo de al menos seis meses (óptimo dos años).

Y recuerda que una serie de días malos no indica necesariamente que la EM esté progresando.

Aunque la EM progresa de forma diferente en cada persona, hay algunos aspectos comunes que es importante vigilar:

Cuando percibas cambios en tu EM, háblalo con tu neurólogo. Es muy importante mantener una relación continuada y sincera con el especialista con consultas y revisiones periódicas.

Síntomas que pueden empeorar cuando la EM está cambiando

Cambios cognitivos
  • Icono rendimiento laboral
    Pérdida del rendimiento laboral y/o mayor dificultad para articular el lenguaje
  • Icono rendimiento laboral
    Problemas de memoria
  • Icono rendimiento laboral
    Dificultad para pensar rápido y de forma clara
Cambios físicos
  • Icono rendimiento laboral
    Dificultad para moverse o mantener el equilibrio.  Tardar más tiempo en llegar a los sitios
  • Icono rendimiento laboral
    Problemas urinarios y/o fecales
  • Icono rendimiento laboral
    Fatigabilidad: incapacidad para mantenerse haciendo una actividad